Con una solemne procesión por las calles de la capital

Apertura del 400 Aniversario del carisma vicenciano en Almería

Con mucha ilusion, el pasado dia 11 de febrero la Familia Vicenciana abrió las puertas al 400 Aniversario del carisma vicenciano. A las 16,30 horas, todos nos dabamos cita en la Parroquia de San Sebastian desde donde partiría la procesion con San Vicente de Paúl hacia la Catedral, donde D. Adolfo Gonzalez Montes, Obispo de Almeria, nos esperaba para recibir a San Vicente y Celebrar la Eucaristia de apertura.

La comunidad de los Misioneros Paúles de Almería,  acompañados por el Visitador  de la nueva Provincia y dos Consejeros, un nutrido grupo de pobres del Comedor Social, las Hijas de la Caridad pertenecientes a las Comunidades del Milagro, la Milagrosa, Vera y Cuevas del Almanzora, la AIC, la AMM, JMV, y un abundante grupo de nuestras Parroquias como simpatizantes de la Familia Vicenciana salíamos acompañando a San Vicente hacia la Catedral amenizados por una banda musical  con todos los pormenores que una procesion solemne requiere y que la Cofradia de Nuestra Señora de Gracia y Amparo, pertenieciente a la Parroquia de Santa Maria Magdalena, con tanto cariño y mimo había  preparado para este acontecimiento.

En todo momento, las calles por donde pasabamos con el trono habia un abundante grupo de personas que con respeto miraban hacia San Vicente  de Paúl y preguntaban: “¿Quién es ese santo?”.

La primera parada oficial fue en el Colegio de la Milagrosa y el Comedor Social que la Hijas de la Caridad llevan y  cada día reparten entre 150 y 200 comidas a los mas desfavorecidos, hoy eran los pobres que allí acuden a comer los que acompañaban en un sitio preferencial a su padre Vicente de Paul en la procesion.

La segunda parada  fue la Catedral. Allí D. Adolfo nos esperaba para recibir a San Vicente y celebrar la Eucaristia. En ella, resaltó como Vicente de Paúl habia tenido la habilidad de encarnar el Amor de Dios en aquello que decía y hacía y nos invitaba a toda la Familia Vicencia, especialmente a los Padres, a seguir haciendo lo mismo para mantener vivo nuestro carisma, como un don muy valioso para toda la Iglesia.

Tras terminar la Eucaristia, amenizada por  ambas Parroquias, D. Adolfo  acompañó a San Vicente hasta la puerta de la Catedral donde lo despidió y seguimos el camino de vuelta.

La tercera parada fue en el colegio del Milagro, un momento muy emotivo porque allí, en la puerta, estaba Santa Luisa de Marillac esperando a San Vicente. El momento del encuentro fue enternecedor, alli rezamos y todos comprendimos que lo que ellos habían comenzado hace 400 años sigue vivo y nos toca ahora a nosotros seguir manteniéndolo con la misma audacia y generosidad con que ellos lo hicieron.

Despues de este encuentro que sera dificil de ovidar, seguimos el camino de retorno y las calles cada vez mas llenas, y mas personas interesadas en saber quien era ese santo que paseaba por las calles de Almería…

A las 21 horas, llegabamos de nuevo al punto de partida. Y todos felices volviamos a nuestras casas sabiendo que este año nos esperan muchos momentos de encuentro como Familia Vicenciana para fortalecer nuestro carisma y darlo a conocer.

Miguel Sánchez Alba, C. M.

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83