Con un balance altamente positivo del Año Jubilar

Clausura de la Puerta Santa de la Caridad en la Obra Social María Milagrosa, de Valladolid

El sábado día 12 de este mes de noviembre del año 2016, el Cardenal-Arzobispo de Valladolid, Don Ricardo Blázquez, clausuró la Puerta Santa de la Caridad en la Obra Social María Milagrosa que los Misioneros Paúles tienen en el barrio de las Delicias de la ciudad de Valladolid.

Participó en la sencilla ceremonia un número muy elevado de feligreses de la Unidad Pastoral compuesta por la parroquia María Milagrosa y la parroquia Dulce Nombre de María. Todo resultó emotivo, alegre, participativo y lleno de unción y sentido. El acto tuvo dos partes: un primer momento, en el Comedor Solidario donde se cerró la Puerta Santa, y en un segundo momento, el rezo de la hora litúrgica de Vísperas dentro del templo.

Haciendo un poco de memoria, hay que recordar que esta Puerta Santa de la Caridad, que se clausuró oficialmente el pasado día 12, se abrió, también oficialmente, el día 10 de enero del presente año 2016. Ese día, Don Ricardo Blázquez abrió la Puerta desde dentro hacia fuera, como un signo de la Iglesia al servicio de los más desfavorecidos, de la Iglesia “en salida”, según nos dice frecuentemente el Papa Francisco. Aquel día, en el rito de apertura, el Arzobispo de Valladolid animó a los fieles de la Diócesis a “salir hacia el exterior, hacia las periferias, al encuentro de las personas que más necesitan nuestra ayuda”. Y recordó también que “el Señor nos pide no ser indiferentes ante aquellas vidas destruidas que nos solicitan ayuda, y que hay que atenderlas a través de las obras de misericordia corporales, facilitando techo, visitando enfermos, enterrando con respeto a los muertos; o de carácter espiritual, escuchando, acompañando en la soledad o comprendiendo la situación que atraviesa cada persona”.

Haciendo un somero balance del Año Jubilar transcurrido, respecto a esta Puerta Santa de la Caridad hay que decir lo siguiente:

Las visitas de peregrinación tuvieron un doble marco: la catequesis de caridad y misericordia, y la visibilidad concreta de las obras de misericordia en el ámbito eclesial vallisoletano. La Puerta de la Caridad, se configuró como una puerta de salida desde el corazón del Evangelio a la calle de la realidad donde viven las personas con sus sufrimientos y pobrezas. El balance ha sido positivo, tanto en datos como en experiencia compartida y en reflexión. Y ha supuesto una toma de conciencia de la importancia de la caridad y de la búsqueda y cercanía a los pobres, como signo de la presencia del Señor en medio de nosotros.

Luis Miguel Rojo, C. M.

ozio_gallery_nano

 

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80