Con una solemne Eucaristía en la Basílica de San Pablo Extramuros

Clausura del Simposio Mundial de la Familia Vicenciana

Cuando se clausura un acontecimiento, siempre queda una sensación agridulce. Por una parte, queda la satisfacción y el contento de los momentos positivos, bellos, enriquecedores... que se han vivido, compartido y celebrado. Pero, por otra parte, aflora también la tristeza y la nostalgia de que ese acontecimiento se termina, se clausura.

Así podríamos describir los sentimientos que, a buen seguro, tendrían el domingo día 15 de este mes de octubre, al mediodía, los casi 10.000 participantes en el Simposio Mundial de la Familia Vicenciana, en Roma. A esa hora, ya había sido clausurado oficial y solemnemente este Simposio, y los participantes se despedían y ponían rumbo a sus respectivos países y continentes.

Porque, a las 10,30 horas de la mañana, la Basílica de San Pablo Extramuros se inundó del “carisma vicenciano”, para proclamar, a los cuatro puntos de la rosa de los vientos, que es hoy más necesario y actual que nunca. Allí tuvo lugar la solemne, emocionante y colorida Eucaristía de clausura del Simposio. Eucaristía presidida por el Superior General, P. Tomaz Mavric, C. M., teniendo a su lado, además de a los Cardenales y Obispos vicencianos, a los dos anteriores Superiores Generales, P. Robert Maloney y P. Gregory G. Gay. El número de sacerdotes concelebrantes -la inmensísima mayoría, Misioneros Paúles- era absolutamente incontable.

La Basílica de San Pablo Extramuros también se llenó de las banderas de los 154 países en los que, en mayor o menor número, está presente y actuante alguna rama del amplísimo árbol de la Familia Vicenciana.

La homilía del P. Tomaz Mavric, C. M. fue el documento que selló el Simposio y que, a la vez, lanzó a todos los participantes a cultivar, desarrollar y testimoniar lo sembrado en estos días. Una homilía que subrayó las convicciones sólidas de Vicente de Paúl, su identificación con el “rostro de Jesucristo” evangelizador y servidor de los pobres, su descubrimiento de Jesucristo en los pobres y de los pobres en Jesucristo...; y enumeró una serie de actitudes y acciones que los vicencianos tienen que llevar a cabo para ser convincentes seguidores del carisma vicenciano: una vida profundamente espiritual, la combinación entre oración y acción, ser “místicos de la caridad” como San Vicente de Paúl, reavivar la cercanía a los santos y beatos de la Familia Vicenciana, tener una buena formación integral, una estrecha colaboración entre todas las ramas de la Familia Vicenciana, trabajar más con el modelo del “cambio sistémico”, colaborar con organismos e instituciones que comparten los mismos objetivos que los vicencianos...

En definitiva, el Simposio Mundial de la Familia Vicenciana, en Roma y junto al Papa Francisco, fue clausurado en la mañana del pasado domingo día 15 de octubre de 2017. El empeño de toda la Familia Vicenciana es que no se archive como un acontecimiento histórico más, sino que siga vivo y genere vida, vitalidad, celo, empuje, audacia y coraje para llevar a cabo la misión y la caridad.

A continuación, junto con una muy extensa muestra de fotos, ponemos también, en formato PDF, la homilía del Superior General, P. Tomaz Mavric, C. M.

Celestino Fernández, C. M.

pdf

Homilía del P. Tomaz Mavric, C. M. en la clausura del Simposio Mundial de la Familia Vicenciana

Tamaño : 81.75 kb
Visitas : 127
Fecha Creación : 2017-10-17 08:54:50
Fecha Modificación : 2017-10-17 08:54:50

 

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102