9 y 10 de junio

Día de la Comunidad de la Casa Provincial y bendición de la zona reformada de la Enfermería

Las crónicas se escriben, no simultáneamente a lo que ocurre, sino después de lo que se vivió o se celebró o lo que aconteció. Y la crónica de la celebración del Día de la Comunidad de García de Paredes tuvo su momento lúdico y su momento de dolor, con el fallecimiento del P. Segundo Rodríguez, cuando todavía quedaban en casa, conversando, algunos de los que vinieron a acompañarnos.

Este año el Día de la Comunidad de la Casa Provincial quiso también tener su víspera. Y si bello fue el acto de bendición de la parte reformada de la Enfermería, por qué no decir que las Vísperas -por la víspera se conoce la fiesta- fueron bien celebradas. Y cantadas ya las Vísperas y con la cena dispuesta, nos fuimos “de viaje”, no muy largo, porque en el “salón vicenciano” una docena de la Comunidad, con palomitas y frutos secos, nos deleitamos en la película “Un viaje de diez metros”, que fue del agrado de todos.

Y si esto fue el martes, día 9 de junio, el 10, después del descanso -los que lo pudieron tener- y con chocolate y churros para los que lo pudieron desayunar, dejamos que el día avanzase hasta que a las 12,45 se entonó el himno de la Hora Intermedia acompañado por el P. Ut, vietnamita de la Comunidad, desde la organeta tocada en otras festividades similares por los Padres José María Alcácer y José María Martín, que en gloria estén.

Y celebrada esta parte de la oración comunitaria del día, en la capilla, nos fuimos todos a la zona remozada, reformada, embellecida de la Enfermería, según se entra, a la derecha, al fondo... (podría decir alguien que indicase dónde se encuentra esta zona de la que hablo). El Visitador de la Provincia de Madrid, P. Joaquín González, revestido con ornamentos litúrgicos para la ocasión, nos comentó que la primera Enfermería de la Provincia, y de la Casa, se remonta al año 1945, siendo Visitador de la antigua Provincia de Madrid el P. Adolfo Tobar, cuyo retrato se encuentra en el pasillo que da acceso a la Enfermería. Mucho más adelante, con el P. Julián Tobar de Visitador de la nueva Provincia de Madrid, se amplió la Enfermería (y aquí, en pequeño diálogo con el Hno. Reta, no pudimos aclararnos si fue en 1968 o en 1975, como mantenía el P. Joaquín González).

Lo que sí es cierto es que estamos encima de lo que hoy es salón Parroquial. Y que todo lo que se ha hecho, en armonía con la otra parte de la Enfermería remozada hace unos 6 años, es para atender mejor a nuestros enfermos. Las palabras del P. Joaquín en la introducción, como luego en las preces que varios elevaron al Señor, nos ayudó a destacar la amplitud de la oración de súplica y acción de gracias, pues se pedía por los enfermos y por los que los atienden. En la bendición, con abundante agua derramada, participaron las Hermanas que atienden la Enfermería, y personal de Summa Humanitate que nos sirve.

Y nos dio tiempo, antes de bajar al comedor, a disfrutar del aperitivo: de pie, en corrillos, en charla, con mano en los refrescos, y a disfrutar del encuentro con compañeros venidos de todas las casas de Madrid de la Congregación de la Misión, es decir, que formábamos una hermosa reunión interprovincial, pues estaban de Zaragoza, de Salamanca y nosotros.

Así podemos acabar la crónica de este “Día de la Comunidad” que celebramos con cartel a colores como se hace en los grandes eventos.

Miguel Ángel Renes, C. M.

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80