En Salamanca, el día de la fiesta de San Vicente de Paúl

Emisión de los Votos de Francisco Javier López Monrobé

Todos sabemos que seguir a Cristo es algo serio y que compromete nuestra vida, algo que implica renuncia, porque se trata de una opción radical. Pero, sobre todo, es algo que nos cambia la vida.  Fue lo que hizo San Vicente de Paúl y es lo que intentamos seguir haciendo todos nosotros, los que le seguimos.

El día 27 del pasado mes septiembre (gran fiesta de nuestro Fundador, San Vicente de Paúl), celebramos, en Salamanca, ese seguimiento de Cristo realizado de forma especial en Francisco Javier López Monrobé. Él, que en el año 2013 había dado su “sí”, ahora lo hace de forma definitiva. Un “sí” que se prolonga por toda la vida, un “sí” que muestra el deseo de servir a la misión de Cristo, que no es ni más ni menos que servir a los pobres.

Podría, en esta pequeña crónica, hablar de San Vicente, pero todo lo que se diga sobre él, todavía es poco para describir quién fue. Pero no lo voy hacer, por lo menos de una forma directa. Hablar de Vicente de Paúl hoy, es hablar de aquellos que le han seguido, le seguirán y le siguen con fidelidad. Es hablar de todos aquellos que desean participar en la misión de la evangelización de los pobres.

Por este motivo, hablo hoy de Fran. Este joven de 38 años proveniente de Bollullos de la Mitación (Sevilla), localidad ésta que da lugar a grandes comentarios exegéticos e interpretaciones sorprendentes. Un andaluz de alma y corazón, una gran persona. Su sensibilidad religiosa y su inquietud misionera hicieron que, en el año 2008, conociera a MISEVI (Misioneros seglares vicencianos) y a partir de ahí comienza una historia que se prolonga hasta hoy.

En el año 2009, entra en la recién creada Comunidad Formativa: la CIFI, y en el 2013 es admitido al Seminario Interno en Nápoles. El pasado 27 de septiembre, emite sus Votos.

Como compañero y cohermano, me voy a permitir destacar tres cualidades humanas y vicencianas de Fran: la sencillez, el trabajo y el sentido comunitario. Quien vive con él sabe que la vida fraterna se vuelve simple y llevadera cuando está presente. Su sentido del humor, sus expresiones, su sonrisa hacen que todos los que le rodean sientan que Dios es alegría. Una alegría que no es utópica, sino real y encarnada.

En definitiva, el pasado día 27 de septiembre fue un día especial para todos nosotros: fiesta y acción de gracias por San Vicente de Paúl y por el paso trascendental que ha dado Francisco Javier López Monrobé (Fran) en la Congregación de la Misión, con la emisión de los Votos.

João Soares

Seminarista paúl

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99