En Santa Marta de Tormes (Salamanca)

Encuentro de familias en la Comunidad de Formación de nuestra Provincia

Con ocasión de un discurso sobre la familia, el Papa Francisco dijo: “Tener un lugar a donde ir, se llama hogar. Tener personas a quien amar, se llama familia. Y tener ambas, se llama bendición”. El fin de semana, del 2 al 4 de este mes marzo, la comunidad de Formación de la Provincia “San Vicente de Paúl-España” acogíamos en nuestro hogar, la Casa de Santa Marta de Tormes (Salamanca), a nuestros familiares y amigos, a aquellos que nos aman y que amamos. Esto ha sido para nosotros una bendición.

El sábado día 3 de marzo, nos reunimos en la capilla del Centro de Espiritualidad para compartir aquello que vertebra la vida de los que estamos caminando en la formación: la oración. Fue una oración sencilla, pero llena de emotividad, pues los seminaristas pudimos compartir un breve testimonio vocacional, y, sobre todo, dar gracias a Dios por la familia en la que nacimos, por la amistad compartida y por la familia de la comunidad.

Después, como viene siendo habitual, tuvimos una salida al famoso pueblo de Guijuelo, para visitar una fábrica de productos cárnicos. La intención, a lo largo de estos años, ha sido siempre compartir una parte del lugar donde estamos, Salamanca. Esta zona y, especialmente Guijuelo, tienen una riqueza gastronómica que hemos querido mostrar y compartir.

Por la tarde, el P. José Antonio González, C. M. hizo una presentación de las principales actividades que hemos vivido en la comunidad durante este año y, ayudado de imágenes seleccionadas con gran acierto, mostró la vida de cada uno: la infancia, la familia, los lugares, los momentos… aquello que ha ido haciéndonos, aquello que ha ido dejando huella en nosotros.

El momento central del día fue la celebración de la Eucaristía, sacramento de acción de gracias. Presidió el P. Eladio, C. M., superior de la comunidad, y concelebraron los Padres José Antonio, C. M., director, e Inocencio, C. M., formador. Las familias fueron obsequiadas con un icono de la Sagrada Familia. A ella os encomendamos siempre.

Damos las gracias a nuestras familias y amigos por hacerse una vez más presentes en nuestro hogar-comunidad, por sus palabras y sus gestos, por su cariño, por su acompañamiento, pero, sobre todo, por su generosidad.

Nos quedamos con la alegría, con los besos, los abrazos… Nos quedamos con que somos familia, una gran familia, que se extiende más allá de los lazos de sangre, que se amplía con la familia de los cohermanos. Gracias. Seguid a nuestro lado. Rezad por nosotros. Os queremos.

Ricardo Rozas, C. M.

Estudiante de Teología

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114
  • 115
  • 116
  • 117