Ordenado en la Catedral de Sevilla

Francisco Javier López Monrobé, C. M., nuevo Diácono

El sábado, día 30 del pasado mes de septiembre de este año 2017, en la Catedral de Sevilla, con un calor propio de la ciudad según los conocedores de la misma, pudimos asistir a la Ordenación de ocho nuevos Diáconos para la Iglesia, siete de ellos diocesanos y nuestro cohermano Francisco Javier López Monrobé, C. M.

La Provincia canónica “San Vicente de Paúl-España”, de los Misioneros Paúles, se alegra, y con ella toda la Familia Vicenciana y la Iglesia, por la Ordenación de Francisco Javier López Monrobé (Fran) como Diácono, ya que, como dijo el Arzobispo de Sevilla en su homilía durante la celebración, el Señor nos bendice y enriquece con ella.

Este día de la Ordenación diaconal de Fran, celebraba la liturgia eclesial a San Jerónimo, y el Arzobispo lo recordó en su homilía como una de las figuras más grandes de la historia de la Iglesia, tanto por su santidad como por sus grandes aportaciones a la espiritualidad cristiana, a la teología y al conocimiento y veneración de la Palabra de Dios. San Jerónimo se esforzó por conocer la Palabra, la amó y la veneró. Mons. Juan José Asenjo recordó a los nuevos Diáconos que “un aspecto importante del ministerio que hoy recibís es la proclamación del Evangelio en la celebración eucarística y su exposición al pueblo en la homilía”, porque “sólo se ama aquello que bien se conoce. Sólo amaréis de verdad a Jesús y os entusiasmaréis en su seguimiento e imitación, si os dejáis fascinar por su vida, si de verdad le conocéis a través de la lectura asidua del Evangelio”.

También les recordó “el peligro de caer en un cierto pelagianismo, si no teórico y doctrinal, sí, al menos, vivencial y práctico, cada vez que, en nuestros proyectos y propósitos de seguir al Señor y de ser fieles, lo fiamos todo al puro voluntarismo y al esfuerzo ascético, confiando sólo en nuestras propias fuerzas, descuidando la oración y la unión con Dios”.

Después de la celebración, en el patio de la Parroquia de San Gonzalo, pudimos disfrutar de un ágape fraterno, de un momento de alegre y cordial convivencia, degustando platos de la zona y, sobre todo, compartiendo la alegría y la felicidad que, como familia, sentimos. Estuvieron presentes miembros de la Congregación de la Misión (Paúles), Hijas de la Caridad, Juventudes Marianas Vicencianas (venidos de Salamanca), MISEVI (Misioneros seglares vicencianos) y otras ramas de la Familia Vicenciana.

Damos gracias a Dios por la vocación de Francisco Javier López Monrobé, rezamos por él en esta etapa apasionante de servicio (diaconía) y pedimos por las vocaciones al sacerdocio en la Iglesia y en la Congregación de la Misión. Porque “Dios, que comenzó en ti la obra buena, Él mismo la llevará a término”.

Ricardo Rozas, C. M.

Estudiante de Teología

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104