Con su entrada oficial en el Seminario Interno, en Salamanca

Juan Cruz Vela es admitido en la Congregación de la Misión

Cada día 14 del mes de septiembre la Iglesia celebra la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, en la cual contemplamos su luz y su gloria, y por la que el Señor nos salva. Una Cruz que es prueba del amor de Dios por cada uno de nosotros.

Además, el pasado 14 de septiembre será para nuestro compañero Juan Cruz Vela la fecha de su vocación, ya que, en ese día, fue admitido en la Congregación de la Misión con la entrada en el Seminario Interno, en Salamanca.

Escribo estas líneas con emoción, pues el 29 de septiembre del pasado año 2015, me encontraba en Nápoles en la misma situación, diciendo “sí” a los planes de Dios para mi vida, respondiendo “sí” a la llamada que cada día nos hace a seguirle de cerca con alegría y fidelidad dentro de la Congregación de la Misión.

En este día de fiesta para todos, celebramos un misterio de amor y misericordia al que accedemos con los ojos de la fe, confiando en Dios y dejando que sea Él el que continúe guiando nuestra vida, una vida de entrega y de seguimiento.

Juan Cruz entra en la Congregación de la Misión como miembro admitido precisamente para seguir a Cristo, Evangelizador de los pobres. Y, como le ha recordado el P. Joaquín González, C. M. en su homilía, “el tiempo del Seminario Interno es un tiempo prolongado, sereno, sin otras ocupaciones o preocupaciones, dedicado a profundizar en este único objetivo”.

Toda vocación necesita de solidos cimientos sobre los que asentarse, construirse y fortificarse. Y precisamente este tiempo de Seminario Interno servirá a Juan Cruz para ello. No solo para saber más, sino para vivirlo más, y todo desde la vocación a la que ha sido llamado, para la que ha sido escogido por Dios.

También el Visitador de la Provincia de Madrid, el P. Joaquín González, le ha recordado a Juan Cruz algo que nos incluye a todos, a la CIFI que le acogemos con ilusión y generosidad, especialmente el P. Antonio Ruiz, C. M. como Director del Seminario Interno. Pero también es responsabilidad de todos los miembros de las Provincias canónicas acompañar a Juan Cruz y estar presentes en su formación.

Termino con un párrafo de la homilía, que sin duda invita a la reflexión sobre nuestra vocación y, especialmente, para nosotros seminaristas de la Congregación: “Vicente de Paúl supo hacer del hoy de la Persona y de la Misión de Jesús el centro de su vida y la clave de su actividad. Que éste sea también el hoy de la llamada tuya, Juan (dies vocationis), del inicio de tu vocación y misión. Que sea también el hoy del tiempo de gracia: tiempo de gracia para cada uno de los seminaristas, para Juan, la gracia de la llamada, el don de la vocación; tiempo de gracia para los pobres, que puedan cantar a vuestro paso ‘que hermosos los pies del mensajero que pregona la paz’”.

Os saludo en nombre de la CIFI (Comunidad Interprovincial de Formación Inicial) y os pido, en nombre de Juan Cruz, que recéis por él, que le acompañéis de cerca, y que a todos nos tengáis presentes en vuestras oraciones para que seamos fieles a la vocación dentro de la Congregación de la Misión.

Ricardo Rozas Pérez

Seminarista paúl

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86