En la Basílica-Parroquia de la Milagrosa, de Madrid

Ordenación de diácono de Ricardo Rozas, C. M.

Si el día 27 del pasado mes de septiembre, la Basílica-Parroquia de la Milagrosa, en Madrid, se puso sus mejores galas litúrgicas para celebrar la fiesta de San Vicente de Paúl, dos días después, el sábado 29 del mismo mes, volvió a vestirse de solemnidad y de esplendor para dar acogida a una ordenación de diácono.

El gozoso acontecimiento tuvo lugar a las 19 horas de la tarde del día señalado y, lógicamente, tuvo como protagonista al ordenando Ricardo Rozas Pérez, C. M. Como ya es habitual en las grandes celebraciones, el templo de la Milagrosa estuvo a rebosar, abundando los familiares y amigos de Ricardo Rozas y las Hijas de la Caridad. Presidió la Eucaristía y actuó de ordenante el Cardenal-Arzobispo de Madrid D. Carlos Osoro. Concelebraron unos treinta sacerdotes paúles y dos diáconos amigos y compañeros de estudios de Ricardo Rozas. Las celebraciones, tanto la eucarística como la de ordenación, estuvieron preparadas con todo detalle y con precisión ritual, no dejando nada a la improvisación. El tiempo empleado, casi dos horas, no se hizo excesivamente pesado porque todos, celebrantes y fieles, participaron con interés, con atención y con un punto de emoción apenas contenida.

Hacía bastantes años que no se celebraba una ordenación diaconal o sacerdotal en la Basílica-Parroquia de la Milagrosa. Por eso, el acontecimiento fue, si cabe, aún mayor. Daba la impresión de que la luminosidad que siempre tiene este templo, esta vez se multiplicaba por dos o tres. Incluso, la música parecía sonar más armoniosa y cargada de vivencias profundas.

En su homilía, D. Carlos Osoro se mostró cercano, familiar, sin pomposidad ni abstracciones teológicas. Se dirigió principalmente al ordenando Ricardo Rozas y recalcó tres adjetivos fundamentales para su nuevo estado de vida: elegido, consagrado y constituido. Y, sobre todo, subrayó que el paso que iba a dar, el diaconado, significaba anuncio de Cristo, servicio a los más vulnerables, entrega total a la causa del Reino y grano de trigo que se pudre para generar vida, sanación, esperanza y alegría.

Nada mejor para hacernos una idea de lo vivido, sentido y celebrado el pasado día 29 de septiembre de 2018, que transcribir la acción de gracias que Ricardo Rozas, C. M. expresó al final de la celebración:

Acción de gracias de Ricardo Rozas, C. M.

“¿Cómo te podré pagar tanto bien como me has hecho?”. Así hemos cantado en el Salmo y me uno al salmista para elevar los ojos al Padre y decirle: ¿cómo podré devolver tanto como he recibido en mi vida? Entregándola sin reservas.

Me sé profundamente bendecido en mi familia, en los colegios de Hijas de la Caridad, en JMV, en mis amistades, en las actividades pastorales que he desarrollado estando en Madrid y, después, en mi etapa de formación en Salamanca, tanto en Carbajosa como en Santa Marta, en las misiones en el Líbano y en Honduras…, experiencias todas ellas de la presencia constante de Dios en mi vida a través de personas, circunstancias, situaciones que me han conducido y guiado hasta este momento de mi vida y de mi vocación. Por eso, quiero elevar una acción de gracias, siendo consciente de que todo se ha producido gracias a Aquel en quien fijamos nuestros ojos y es autor de nuestra fe, Jesucristo, nuestro Señor.

Gracias, Señor, por la presencia de D. Carlos, Cardenal-Arzobispo de Madrid. A través de sus manos he recibido el orden del diaconado. Gracias por su presencia de pastor y de hermano, que guía y acompaña.

Me sale del corazón un enorme agradecimiento a ti, Padre bueno y bondadoso, por mi familia, donde he vivido, madurado y, sobre todo, he aprendido los valores cristianos. Una familia sencilla, unida y en la que siempre he sentido el cariño y el amor. Hoy están presentes mis familiares más cercanos y está también muy presente mi abuelo, que falleció hace 17 años. A todos os quiero dar las gracias, especialmente a ti, mamá.

Gracias a las Hijas de la Caridad que me habéis dado una formación integral y me ayudasteis, a lo largo de los años, a descubrir mi vocación al sacerdocio dentro de la Congregación de la Misión. Tantas Hermanas, en tantos momentos de mi vida y de mi camino, tenéis un lugar fundamental.

En los colegios de las Hermanas, muchos profesores se convirtieron en maestros, y también han seguido acompañando este proceso, van recorriendo el camino conmigo.

Y también mis amigos, los que conocí cuando entré en el colegio con 4 años, los que fui conociendo en los distintos cursos, los que hice en la carrera de Derecho y los que he hecho en Salamanca. Sois importantes para mí, hemos compartido muchos momentos, hemos compartido la vida, y lo seguiremos haciendo. En tantos momentos os he sentido tan cerca, sosteniéndome tanto… y hoy, aquí.

Queridos cohermanos de la Congregación de la Misión, que vivís conmigo mi proceso formativo y mi camino vocacional. Hermanos que vais por delante y mostráis un camino apasionante y lleno de retos, y que invita a la confianza. Hermanos que estáis en este proceso y que hemos caminado juntos en la formación, con los esfuerzos propios y el compartir fraterno…, a todos vosotros, muchas gracias por lo vivido y compartido, gracias por ayudarme, por mostrarme y acompañarme en este camino de configuración con Cristo.

Quiero agradecer especialmente al P. Juanjo, como párroco de esta Basílica de la Milagrosa, y al P. Santiago Arribas, como superior de la Comunidad de García de Paredes por acoger esta solemne celebración y por la atención de estos días.

Gracias a los acólitos, al coro, al fotógrafo, a los lectores y a todos los que habéis hecho posible esta celebración. A los diáconos que me acompañan, ordenados hace menos de una semana, que pertenecen a la diócesis de Zamora y que hemos estudiado juntos estos años en Salamanca.

Gracias, Señor, por todo lo que me has dado. Ayúdame a darme, a entregar mi vida a los demás, a ser de ti, a no guardarme para mí mismo. Señor, que me has llamado, hazme ser cada vez más de los demás, cada vez más tuyo.

Gracias a todos, unidos siempre en la oración y en el servicio a los demás, especialmente a los pobres, nuestros amos y señores.

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114
  • 115
  • 116
  • 117
  • 118
  • 119
  • 120
  • 121
  • 122
  • 123
  • 124
  • 125