En la Catedral de Sevilla

Ordenación sacerdotal de Francisco Javier López Monrobé, C. M.

El pasado sábado, día 23 de este mes de junio de 2018, en la espléndida Catedral de Sevilla tuvo lugar la ordenación presbiteral de Francisco Javier López Monrobé, C. M., junto con otros siete nuevos sacerdotes diocesanos. La solemne Eucaristía fue presidida, como no podía ser de otra manera, por el arzobispo de la Diócesis de Sevilla, Mons. Juan José Asenjo Pelegrina.

Acompañamos a nuestro cohermano Francisco Javier un buen número de Misioneros de la Provincia San Vicente de Paúl-España, sus familiares y amigos, y una nutrida representación de las Hijas de la Caridad. Se respiraba alegría y emoción, pero sobre todo, familiaridad. Somos Familia Vicenciana y nos alegramos unos con otros, nos sabemos familia y vivimos como tal.

Mons. Juan José Asenjo, al inicio de su homilía, nos pidió a los presentes que agradeciéramos a Dios el don de estos nuevos sacerdotes. A continuación, recordó la figura de San Juan Bautista, para decir a los ordenandos que han sido elegidos desde las entrañas maternas, sin méritos propios. Él ha pronunciado sus nombres y los ha elegido. Y apuntó que San Juan Bautista puede enseñarles a ser siempre testigos de la verdad del hombre, de su dignidad inalienable y de sus derechos sagrados, especialmente de aquellos que no tienen voz, de las víctimas de las injusticias, a quienes tenemos que servir, defender y acompañar. Les advirtió: “Habréis de ser testigos de la verdad de Dios. No la acalléis nunca por miedo, por pusilanimidad o por cálculos humanos injustificables. No os avergoncéis nunca de Jesucristo y de su Evangelio. Sed siempre testigos y abogados del Absoluto de Dios”.

Reconoció el Señor arzobispo que, en algunos momentos, lo anterior puede suponer sufrimiento, soledad, pobreza o menosprecio. Por eso, recomendó a los candidatos que “siempre arda en vuestro corazón el fuego del seguimiento de Cristo, el fuego de la salvación de vuestros hermanos, el fuego del amor a la Iglesia y a su presencia y acción santificadora en nuestro mundo”.

También les pidió precaución y humildad ante algunas tentaciones que pueden aparecer en el ejercicio de su ministerio sacerdotal: “No viváis pendientes de los halagos ni de los aplausos de nadie. No caigáis en la tentación de convertir vuestro ministerio en un escaparate, en una plataforma de prestigio o de exaltación personal. No os sintáis nunca dueños de vuestro ministerio ni de vuestras comunidades”.

Por último, finalizó su homilía aconsejando a los ya nuevos sacerdotes poner a la Virgen María “en el centro de su corazón”. E insistió: “Poned en sus manos vuestro sacerdocio”.

Tras la bendición final, Mons. Juan José Asenjo, dirigiéndose a los Misioneros Paúles, expresó y confesó su devoción a nuestro fundador San Vicente de Paúl.

Tras la Eucaristía, nos desplazamos a la Parroquia de San Gonzalo, para compartir un ágape fraterno, donde tuvimos la posibilidad de encontrarnos como familia que acompaña a un hermano con alegría y emoción; que acompaña en los momentos de fidelidad y de felicidad. Acompañamos, compartimos y vivimos… un encuentro con el P. Francisco Javier, C. M., con su familia, sus amigos, sus cohermanos…

Quiero terminar esta breve reseña con la plegaria de la ordenación sacerdotal, que hago oración mía desde lo más profundo de mi corazón: “Te pedimos, Padre todopoderoso, que confieras a estos siervos tuyos la dignidad del presbiterado. Renueva en sus corazones el Espíritu Santo; reciban de ti el segundo grado del ministerio sacerdotal y sean con su conducta ejemplo de vida”.

Ricardo Rozas, C. M.

ozio_gallery_nano

Comparte

Por Fechas

Noticias lista

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114
  • 115
  • 116
  • 117
  • 118
  • 119
  • 120
  • 121
  • 122
  • 123
  • 124
  • 125
  • 126
  • 127
  • 128